Nuestra Policía

Es obvio que esta crisis del Covid19 nos ha cambiado a todos y el Estado de Alarma nos esta llevando a limites desconocidos por el confinamiento. Nunca hemos tenido tantas ganas de salir a la calle, de relacionarnos con la gente, pero por el momento no podemos salir sino es por alguna de las excepciones que aparecen reflejadas en el Real Decreto de Alarma dictado por el Gobierno.

Garantes del cumplimiento de esa norma, los cuerpos policiales se encargan día tras día de velar por la seguridad de todos y evitar así de esta manera que el virus gane la batalla.

Hoy quiero hacer especial mención a la Policía Local de Burgos por dos razones fundamentales. En primer lugar, por velar sin descanso por nuestra seguridad y en segundo lugar por volcarse con la ciudadanía de nuestra ciudad resolviendo dudas y haciendo más amenos los días felicitando a los niños y mayores con los coches policiales es una labor que se agradece.

Felicitando a una niña en la ciudad

El uso de la tecnología que están llevando a cabo esta policía es impresionante contestando casi de manera inmediata todas las dudas de sus conciudadanos por vía Twitter. Esa labor que puede ser no tan vistosa, no tan agradecida es muy valorada y tras esta crisis el estima que los ciudadanos tenemos de nuestra policía más cercana aumentara seguro.

La policía local no solo son las personas que te ponen una multa cuando aparcas mal o los que hacen una labor encomiable los fines de semana sacando a borrachos de la circulación, sino que son el apoyo esencial que todo ciudadano tiene que tener.

Pero en esta crisis su labor principal es evitar que gente in solidaria salga a las calles y ponga en peligro a los demás.

Como abogado adscrito también al turno de oficio, me he encontrado a muchas personas que han sido condenadas por los delitos en los que pueden incurrir las personas que salen a la calle sin justificación y quiero aportar mi granito de arena en explicar cual es el proceso para intentar concienciar de que NO SE SALGA A LA CALLE

MOMENTO DE LA INTERCEPTACIÓN Y POSTERIOR DETENCION

  1. Cuando un agente de la policía ordena que te detengas SIEMPRE debes hacer caso, por alguna razón te esta requiriendo para que expliques algo o el agente quiere decirte algo. Si no haces caso a las indicaciones de manera consciente puede detenerte.
  2. Tras haberte parado, la policía pide en la mayoría de los casos que le entregues el DNI quiere saber quien eres. El ciudadano esta OBLIGADO a entregárselo sin ninguna excusa posible. Si no se lo entregas o no lo llevas encima (es obligatorio siempre llevarlo encima) puede incluso hasta retenerte hasta saber quien eres aplicando la Ley de Seguridad Ciudadana. En este punto advertir que la policía también esta obligada a identificarse pero si se lo pides con educación no tendrá ningún problema en hacerlo.
  3. En el caso que nos ocupa el DNI sirve sobretodo para comprobar donde reside la persona y comprobar si se encuentra cerca o lejos de su domicilio. La policía espera a que le des una explicación de porque estas en la calle y si no la tienes procederá a proponerte para una sanción administrativa conforme también a la Ley de Seguridad Ciudadana y otras normativas afines que como poco se estima en 600,00€.
  4. Mi consejo como Letrado en este punto es que la persona acepte la sanción y su comportamiento y vuelva a su casa sin causarse a si mismo más inconvenientes.
  5. Como no todos aceptan las cosas de manera voluntaria. Hay muchas personas que no entregan su DNI, su actitud es violenta o desafiante ante los agentes o se esta dando la situación de personas que infringen de manera reiterada la prohibición de salir a la calle y por lo tanto, no queda otra opción que proceder a la Detención de la persona.
  6. Que a una persona le detengan supone que ya definitivamente pierde todas sus libertades y que a los efectos prácticos a día de hoy son pocas son mucho mayores que las de un detenido.
  7. Una vez detenido la persona es llevado a dependencias policiales como presunto autor de un delito de resistencia y desobediencia a la autoridad.
  8. Una vez detenido sigues teniendo una serie de derechos como son (Asistencia de un Letrado privado o del Turno de Oficio, comunicar tu detención a una persona de tu confianza, ser explorado por un medico…)
  9. En sede policial se tomara declaración ( en el presente estado de alarma se esta sustituyendo esta declaración o por videoconferencia o llamada con el letrado o simplemente por acogerse al derecho a no declarar y declarar directamente ante el Juez)
  10. Tras esta fase en sede policial el detenido pasa a disposición judicial y deberá responder ahora ante el Juez de instrucción que se encuentre en funciones de guardia.
  11. Por lo pronto y de manera sencilla (detención por desobediencia sin haber agredido a los agentes, sin antecedentes de ningún tipo, ni otras causas suspendidas) la persona detenida por haberse saltado sin justificación el confinamiento, se enfrenta a un delito de desobediencia del art. 556 del Código Penal que castiga con una pena «de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 18 meses»
  12. Si el detenido admite los hechos y la instrucción es sencilla se puede acoger al Procedimiento de Juicio rápido recogido en los artículos 795 y ss de la Ley de Enjuiciamiento Criminal pudiendo disfrutar de una rebaja de 1/3 de la condena que se le pueda imponer.
  13. En un caso base en el que no se tenga antecedentes, ni exista reincidencia se le impondrá una pena multa e 6 meses que quedaría rebajada a 4 meses. Estas penas multa se expresan en una cantidad de dinero al día, es decir, el detenido se le impondrá una pena multa de 4 meses a razón de 6€/día, o lo que es lo mismo 720€ en total, con apercibimiento de no abonar la multa se transformara en 1 día de prisión por cada dos cuotas.

En resumen, una persona in solidaria que no respete el confinamiento y es detenida por la policía a parte de poner en peligro a toda la sociedad se enfrentara a una multa administrativa de como poco 600,00€ y si es detenida a otra de como poco también 720,00€. En total y repito como poco salir a dar un paseo, ir a ver a un amigo a su casa sin justificación puede costarte 1.320,00€

Por lo tanto, si no quieres arruinarte la vida QUÉDATE EN CASA.